POLICIAL ARGENTINO: Comentario previo y Advertencia

sábado, 5 de julio de 2008

Comentario previo y Advertencia







La novela que van a leer a continuación tiene algunos años de escrita. A lo largo de este tiempo sufrió cambios (espero que para mejor). Sus primeros lectores-críticos son todos muy cercanos y muy queridos. En su papel de arrancadores de la piel a tiras encontraron los defectos y me los señalaron (lo cual agradecí debidamente) y disfrutaron de las virtudes y me lo dijeron (hecho que me colmó de placer). Tanto me lo dijeron que fui con ese primer manuscrito bajo el brazo a recorrer editoriales.
Descubrí entonces la paradoja del escritor desconocido, que se enuncia más o menos así:
“Su obra es muy interesante, tiene valor comercial y literario, bla, bla, bla, pero a Ud. no lo/la conoce nadie por lo cual no nos interesa publicarlo/la”.
¿Cómo consigo hacerme conocida si por no serlo, no me publican porque no me conocen? Nadie pudo explicarlo stisfactoriamente. Pensé que era cuestión de insistir y gracias a los esfuerzos de otra amiga, conseguí lecturas en España. Muy serias y competentes, elogiaron la obra pero no publican a extranjeros que no hayan publicado previamente en su país de origen, por eso de la economía globalizada y los resultados garantizados.
Tocando timbres llegué a una editorial que me propuso “correr un riesgo editorial conjunto”, que en buen castellano viene a significar: “Si Ud. se paga la edición, nosotros le imprimimos el librejo”. Umberto Eco no lo hubiera explicado mejor pero sí con más literatura (Ver “El péndulo de Foucault” y los “autori a proprie spese”).
Por supuesto, caí como un chorlito (¿chorlita? ¿Tiene femenino?). Sirvió para conseguirme un bonito número de ISBN que jura y perjura que esta obra es de mi exclusiva propiedad intelectual y de las otras (como si al resto de la galaxia le preocupara dicha exclusividad). También me conseguí unas cuantas cajas llenas de libros que están esperando su turno en el reciclado de papel, que no es cosa de andar tirando tal como viene el planeta.
ISBN en mano volví a la carga, nada más que para que me explicaran: a) que no resultaba creíble una organización dedicada al tráfico de mujeres; b) que era absolutamente inverosímil que dicha organización tuviera ramificaciones a nivel mundial; c) que a quién se le ocurría hoy en día retomar el tema de antiguas órdenes religiosas desaparecidas y resucitarlas con propósitos non sanctos; d) que era de un absurdo risible imaginar a un personaje todopoderoso e invisible que comanda una super sociedad dedicada al crimen organizado, que no hable en siciliano ni viva en Chicago.
No sé si esta persona continuó asesorando a la editorial desde la que se despachó tan a gusto, o si lee los diarios o las listas de “best-sellers” (dije “best-sellers”, no “best-writers”) , o simplemente ve los noticieros. Sólo sé que la realidad supera al arte y lo usa de modelo para pasar de escala.
Dicho cuanto antecede, espero que “La dama es policía” les resulte tan grata de leer como a mí me resultó de escribir. En esta obra, al igual que las que continuaré presentando en el blog, encontrarán:

- lenguaje adulto (bueno, ya no tengo quince años…)
- sexo explícito (y del aburrido también)
- malos virtuosos y buenos defectuosos (errare humanum est)
- violencia ( ¿qué esperaban? ¡Es un policial
!)

Después no digan que no les avisé.

4 comentarios:

meridiana dijo...

bienvenida a la blogósfera! y si de advertencias se trata...
podría decir que he leído esta novela, podría decir que para nada es descolgada y que sus personajes
tocan esa realidad dolorosa de un tiempo que supimos sufrir y del que espero nunca más tengamos repeticiones infames.

lo mejor! un beso

Lilián

Mónica dijo...

Espero ser digna compañera de blogosfera.
Besos
Mony

Anónimo dijo...

MAMA BLOGGER HIJA FLOGGER,
GRACIAS POR BAILAR ELECTRO CONMIGO, AUNQUE PARESCAMOS ESPASTICAS SOS LA MEJOR MAMA
SOY LOLI

Anónimo dijo...

Que bueno que estes aca con tus novelas.
Eduardo